Acerca de

P6220750_ella.png

Cómo embotar

Cómo embotar

Puedes embotar productos cocinados en casa como asadillo, bonito en escabeche y aceite, verdura con tomate, salsa boloñesa, mermelada, etc. Hay que ser muy cuidadosos.

 

La elección de los botes que van a contener nuestras conservas es fundamental. Su integridad, su hermetismo y su seguridad es fundamental y van a determinar el correcto almacenamiento de nuestras elaboraciones, garantizando que nuestras conservas perduren durante meses. Los botes tienen que ser de cristal con tapas en perfecto estado. No hay problema en reutilizar los botes pero puede presentar un riesgo reutilizar las tapas, hay que controlar que no estén dañadas y que cierren bien.

 

 Es imprescindible que los botes estén esterilizados hirviéndolos durante 15 minutos o lavados en el lavaplatos. No se debe tocar el bote por dentro ni la tapa una vez esterilizados.

 

Los botes deben estar llenos de alimento hasta donde empieza la rosca, nos tenemos que asegurar de que no ha quedado aire en su interior, si es necesario apretamos bien el alimento con un tenedor o cuchara o damos golpes secos para que baje el alimento para sacar posibles burbujas de aire, los botes tienen que estar muy bien cerrados 

 

En una cazuela u olla alta pon un trapo en el fondo para que los botes no se muevan ya que si chocan pueden ser que se rompan, pon los botes con el alimento en el interior y cúbrelos de agua 2 o 3 cm por encima de las tapas. Pon el agua a hervir y cuando comienza cuenta 20 minutos.

 

Cuando termina el tiempo saca los botes con cuidado de no quemarte y colócalos  boca abajo sobre la encimera de la cocina hasta que estén totalmente fríos.

 

Nunca debes embotar alimentos que en su elaboración contengan leche o cualquier otro derivado lácteo porque fermentará.